La mamografía es la prueba en imagenología principal para detectar el cáncer. Hacerse un mamograma 3D  es una medida importante de cuidado de la salud, por lo que es importante que cada mujer se realice estos estudios de forma anual.

La detección temprana del cáncer de mama se debe principalmente a la tecnología de detección avanzada, específicamente la mamografía 3D, una poderosa herramienta de detección del cáncer de mama que a diferencia de la mamografía 2D tradicional que solo toma una imagen estática, una mamografía 3D toma múltiples imágenes para crear una imagen tridimensional, lo que brinda a los radiólogos una vista más completa de la mama. Esta es la razón por la que la mamografía 3D puede considerarse el nuevo estándar de oro internacional para la detección temprana del cáncer de mama.

¿Cuál es la diferencia entre la mamografía 2D y 3D?

Mejorando la mamografía tradicional, las mamografías 3D ofrecen un enfoque mejorado para estudiar el tejido mamario.

Comparar la mamografía 2D con la 3D es como comparar un teléfono inteligente de primera generación con uno de los modelos más actuales disponibles en la actualidad. Si bien ambos teléfonos brindan conectividad, un teléfono inteligente actualizado tendrá una mejor pantalla, un procesador más rápido y potente, una resolución más alta y otras características mejoradas.

Cuando se realiza, la posición de las mamografías 2D y 3D es casi idéntica, la principal diferencia entre ellos es que la mamografía 3D toma varias imágenes, en lugar de una sola imagen como la versión 2D. De manera similar a como un fotógrafo querría tomar varias fotos de un sujeto para capturar todos los ángulos, una unidad de mamografía 3D se moverá alrededor del arco del seno para tomar múltiples tomas. Luego, utilizando su software de computadora, la mamografía 3D combina todas estas imágenes para brindar la imagen completa.

La mamografía 3D es una herramienta revolucionaria de detección y diagnóstico que podría ser la mejor primera línea de defensa en la detección temprana del cáncer de mama.

Estas son las 3 razones por las que debería considerar optar por una mamografía 3D:

1. Menos llamadas

“La mamografía 3D es más precisa que la mamografía 2D convencional”, dice la radióloga Regina Hooley, experta en imágenes mamarias de Yale Medicine. Esto significa menos devoluciones de llamada y falsos positivos. Un falso positivo es cuando una mamografía muestra algo sospechoso que resulta ser normal. No tener cáncer significa buenas noticias, pero abordar esta área sospechosa significaría consultas adicionales, más pruebas y procedimientos adicionales que solo generarán más gastos y muchas preocupaciones innecesarias.

2. Detección anterior

La mamografía 3D mejora la tasa de detección de cáncer. La capacidad de evaluar mejor el tejido mamario denso que la mamografía 2D convencional es lo que le da a esta herramienta su precisión y eficacia. El tejido mamario denso puede hacer que una mamografía 2D sea menos sensible, pero debido a que la tecnología de mamografía 3D divide el tejido en «cortes», la densidad ya no es un obstáculo. Dado que los radiólogos pueden tener una mirada más profunda en el tejido mamario, disminuyen las posibilidades de que pasen por alto una señal temprana de cáncer. La tecnología 3D facilita la detección del cáncer oculto por el tejido superpuesto, lo que permite a los radiólogos encontrar cánceres pequeños e invasivos. La investigación muestra que la mamografía 3D es hasta un 40% mejor para detectar cánceres de mama invasivos.

3. Menos radiación

La mamografía 3D es segura porque la exposición de la mama a la radiación es muy baja. Se requiere menos compresión y menos exposición general a la radiación para las pacientes que se someten a una mamografía 3D en comparación con la 2D. Este es uno de los sistemas de mamografía más seguros y cómodos disponibles en la actualidad. Incluso cuando se combinan una mamografía 2D y 3D para su detección (esta es una práctica generalmente estándar), la dosis de radiación de ambos exámenes aún está muy por debajo de los límites aceptables definidos por la FDA. Más importante aún, no hay evidencia que demuestre que este bajo nivel de radiación tenga un efecto significativo en los senos.

Programe una mamografía 3D en un centro de diagnóstico autorizado y confiable, las mamografías pueden mostrar bultos en los senos antes de que puedan palparse mediante autoexámenes de los senos o exámenes clínicos de los senos, y la detección de los primeros síntomas del cáncer de mama puede significar una mayor tasa de supervivencia. Las mamografías, por lo tanto, pueden salvarle la vida.

Deja una respuesta