Sabemos que abrir o gestionar tu propio consultorio médico, para poder ofrecer tus servicios de manera autónoma puede ser algo abrumador. Para poder disminuir el sentimiento, es importante considerar que una vez descubierto el “paso a paso” del proceso, donde no se genere una pérdida y los costos no superen a los futuros ingresos las cosas continuarán su camino de una manera proactiva y con resultados óptimos.

Abrir un consultorio médico al igual que un odontólogo, psicólogo o fisioterapeuta, requiere de un procedimiento que debe respetarse, ya que de por medio se encuentran aspectos legales, procesos de adquisición de material y equipo que cumpla estrictas normas para atender a un paciente.

Es cierto que después de muchos años en los que el estudias para prepararte para resolver problemas de salud de tus pacientes, al querer buscar una fuente laboral propia nos damos cuenta que sabemos poco o casi nada de como manejarnos afuera de un hospital o clínica, por lo que para poder emprender este nuevo desafío requiere de mucha organización y sobre todo ánimos.

A continuación, te damos unos cuantos consejos para cumplir con todo lo requerido para incursionar en el mercado laboral del área de salud:

1. Investiga tu mercado

Es seguro que lo primero que se te cruza por la mente es “¿Quiénes van a ser mis pacientes?”. Es en este momento donde lo defines el perfil psicográfico de tu paciente, para poder posteriormente tener una lista de necesidades que tendrían estar personas; en el caso de un pediatra un espacio de juegos para niños, o en el caso de un ginecólogo un ecógrafo para realizar ecografías.

2. ¿Emprendimiento individual o en sociedad?

Es importante decidir si queremos hacer que el emprendimiento sea de forma individual o en sociedad con algún otro colega. Recordemos que iniciar un negocio de este tipo requerirá de una inversión grande de tiempo, así como de dinero, en el caso de que desees tener un consultorio o centro médico con los espacios que cumplan los requerimientos para atención en el área de salud. En cualquier caso, siempre es bueno buscar asesoría de un profesional para guiarnos en el camino legal.

3. Elección del modelo de negocio

Iniciar con un capital fundamental para cualquier emprendimiento, por lo que es importante tener un modelo de negocio que se adapte a las necesidades y valores que generen ingresos deseados. Ese es uno de los puntos más importantes para considerar al abrir una clínica o consultorio.

La elección correcta del modelo de negocio necesita que exista una adecuación según nivel de proyecto que se tenga planteado a futuro, o en pocas palabras, como quisieras que tus pacientes te conozcan, por ejemplo:

  • Grupos de hospitales
  • Centro de atención privada
  • Asociación o centro médico (Por lo general las utilidades se distribuyen entre especialista, médicos o profesionales de salud e inversionistas)
  • Empresarios intervencionistas (aquellos profesionales de salud que se convierten en empresarios y hacen el 100% de la inversión del proyecto).

4. Requisitos de funcionamiento

Dependiendo de las normas regionales, es importante conocer los requisitos de funcionamientos de acuerdo a las características del consultorio o centro médico, donde se suele incluir el manejo de residuos y otros aspectos que permitirán obtener una licencia de funcionamiento.

5. Lugar y Aspecto visual

Es importante tener una ubicación cómoda y céntrica, donde tus pacientes se sientan a gusto; no es necesario tener un espacio exorbitante, pero sí que sea estéticamente atractivo para los momentos de atención y espera de cada paciente.

Es aconsejable también tener un espacio adecuado para que el profesional que trabaje en esta área de trabajo pueda sentirse cómodo para atender a las personas que requieran atención médica.

6. Redes Sociales o Pagina Web

La mayoría de las personas busca inicialmente en internet cualquier duda comenzando desde síntomas, especialistas para enfermedades y el contacto o dirección de un especialista, por lo que es importante aprovechar esta oportunidad y tener tus datos al alcance de un clic.

7. Equipa tu consultorio o centro médico

Lo último en la lista es el mobiliario y material para ejercer, también el personal de apoyo para el manejo de paciente y finanzas.

En este caso es recomendable invertir en un programa certificado para gestión de consultorios, esto permitirá manejar información en un solo lugar (datos filiatorios de los pacientes, agenda para citas, historias clínicas y finanzas).

La mejor opción siempre es que la tiene un respaldo de datos seguros en un servidor en la nube, permitiendo que ahorres espacio de almacenamiento y reducir el uso de material de escritorio.

Deja una respuesta