El análisis de glucosa permite mejorar el nivel de vida de las personas desde casa a través de un dispositivo portátil conocido como medidor de glucosa o glucómetro. Esta acción es un factor importante que permite prevenir complicaciones para todas las personas con diabetes.

¿Cuál es la importancia de la medición de azúcar en la sangre?

El análisis de glucosa sanguínea ofrece información que permite:

  • Identificar los niveles de glucosa para control diario antes y después de las comidas.
  • Conocer el efecto que tiene la alimentación y el ejercicio sobre los niveles de glucosa sanguínea.
  • Tener un progreso con respecto a los objetivos generales de un tratamiento de diabetes.
  • Controlar el efecto de medicamentos para diabetes respecto a la glucosa sanguínea.

¿Cuándo revisar tu azúcar en la sangre?

Por lo general, el médico indica el número de veces diarios en el que el paciente con diabetes debe medir su nivel de glucosa, lo cual depende también del tipo de diabetes diagnosticado, por lo que un lineamiento que en promedio siguen las personas, para las veces que deben medir su glucosa es:
Diabetes tipo 1

  • Antes de las comidas
  • Antes y después del ejercicio
  • Antes de dormir
  • Aleatoriamente durante la noche
  • Frecuentemente en caso de cambiar la rutina, estar enfermo o comenzar un medicamento nuevo.

Diabetes tipo 2

En el caso de aquellas personas que toman insulina para controlar la diabetes tipo 2, el médico recomienda análisis de glucosa sanguínea varias veces al día, dependiendo de la cantidad de insulina administrada. Es recomendable hacer pruebas antes de comer y al momento de acostarse, en el caso de que la persona esté con múltiples inyecciones a diario.

¿Cómo medir tu azúcar en la sangre?

El análisis de glucosa necesita un medidor, este medidor o glucómetro lee la cantidad de glucosa con una pequeña muestra de sangre, la cual es extraída del dedo y posteriormente colocada en una tira reactiva desechable.

Existen personas que utilizan monitores de glucosa continuos que necesitarán de todos modos un medidor de glucosa sanguínea, para poder tener el monitor de glucosa continúo calibrado.

Por lo general el proceso de medición sigue los siguientes pasos, te recomendamos leer las instrucciones que vienen acompañadas al medidor de glucosa adquirido:

  1. Limpia y desinfecta con alcohol en un algodón la zona del dedo donde pincharás con la lanceta.
  2. Utiliza la lanceta para pinchar el dedo y extraer unas gotas de sangre.
  3. Deposita las gotas de sangre en la tira reactiva
  4. Coloca la tira reactiva en el hueco específico que tiene el glucómetro.
  5. Esperar entre 5 a 8 segundos para que la pantalla del glucómetro enseñe el resultado con el nivel de azúcar.

Rangos de resultado deseados

Este dato es importante por lo que es importante consultar con el médico para saber el rango óptimo que cada paciente debe tener de glucosa sanguínea, lo cual depende de factores como la edad, tiempo que el paciente tiene diabetes y presencia de otras enfermedades.

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda:

  • Entre 80 a 130 mg/dL antes de las comidas.
  • Menos de 180 mg/dL a las dos horas de una comida.

Pero la Asociación señala que estos rangos pueden varias de acuerdo a la salud del paciente.

Tipos de glucómetros

Si bien es común escuchar de glucómetros que miden los niveles de glucosa con una muestra de sangre, existen también dispositivos que no requieren de una muestra de sangre. Dentro de este tipo de medidores que no requieren muestras de sangre se encuentra:

  • Sistemas de monitorización continua

Este nos permite ver el valor de la glucosa en todo momento.

  • Sistemas de monitorización flash

Para poder conocer el valor de glucosa, es necesario escanear (acercando el medidor al sensor).

Ambos sistemas proporcionan información constante, actualizándose cada 3 a 5 minutos, utilizando un sensor que se coloca debajo la piel.

Estos sistemas de monitorización permiten también conocer las tendencias que se tiene en base a un histórico, y sobre la situación actual de la glucemia. Esta información permite no sólo conocer de manera continua, como el nombre indica, los niveles de glucosa sino también anticiparse a posibles hiper o hipoglucemias.

¿Cómo escoger un glucómetro?

Al existir dentro el mercado, una variedad de glucómetros para personas con problemas de visión, otros que permiten guardar los resultados para tener un histórico. La Asociación Americana de la Diabetes, no promociona ni recomienda ningún glucómetro en particular, por lo que, si tienes pensado comprar uno, las siguientes características pueden ser de tu ayuda:

  • Fácil de utilizar

Un glucómetro intuitivo permitirá que los resultados y la descripción de estos sean fáciles de entender.

  • Fácil de transportar

El transporte es uno de los factores importantes al momento de adquirir un glucómetro, ya que el paciente necesita poder medirse en cualquier lugar durante el transcurso del día. Es recomendable elegir modelos compactos y ligeros.

  • Unidades de medición

Los resultados de los glucómetros pueden visualizarse en g/l, mg/dl o mmol/dl, algo que podría causar confusión en la lectura del paciente diabético, por lo que es importante consultar con el médico cual es la unidad de medida que será más fácil o cuáles son los rangos que servirán de guía al momento de leer los resultados.

Consejos para cuidado de tu glucómetro

  • Consulta las instrucciones de tu dispositivo, para poder tener los procedimientos correctos, los cuales varían de un dispositivo a otro.
  • Utiliza la cantidad de muestra de sangre que las instrucciones indican.
  • Utiliza las tiras reactivas adecuadas para el medidor.
  • No usar tiras reactivas que hayan expirado.
  • Limpia el dispositivo y realiza controles de calidad que las instrucciones indiquen.
  • Lleva el medidor a las citas médicas para poder consultar dudas o mostrar los resultados históricos, en el caso de que tu dispositivo permita almacenar esta información.

¿Deseas conocer acerca de nuestros glucómetros?, haz click aquí

Deja una respuesta