¿Qué es una colostomía?

Una colostomía es un procedimiento quirúrgico que saca un extremo del intestino grueso a través de la pared abdominal. En el transcurso de este procedimiento, un extremo del colon se desvía a través de una incisión en la pared abdominal para crear una estoma. Una estoma es la abertura en la piel a la que se sujeta una bolsa para recoger las heces. Las personas con colostomías temporales o de larga duración tienen bolsas pegadas a los lados donde se acumulan las heces y pueden eliminarse fácilmente.

Las colostomías no siempre son permanentes, sobre todo en niños con defectos de nacimiento.

Una colostomía puede ser el resultado de uno de varios procedimientos para corregir problemas del tracto digestivo inferior. Otras «ostomías» son la ileostomía y la urostomía. Una ileostomía es una desviación de la parte inferior del intestino delgado. La urostomía es una derivación de los conductos que transportan la orina fuera de la vejiga.

La colostomía también puede denominarse terapia de desviación intestinal.

¿Por qué se realiza una colostomía?

Las colostomías se realizan por problemas en la parte inferior del intestino. Algunos problemas pueden corregirse desviando temporalmente las heces fuera del intestino. Es entonces cuando se utilizan colostomías temporales para mantener las heces fuera del colon.

Si el colon se enferma, como en el caso del cáncer de colon, se realizan colostomías permanentes y se puede extirpar el colon por completo.

Las condiciones en las que se puede necesitar una colostomía permanente incluyen

  • Una obstrucción
  • Una lesión
  • La enfermedad de Crohn, que es una forma autoinmune de enfermedad intestinal inflamatoria
  • Cáncer colorrectal
  • Pólipos colónicos, que es un tejido extra que crece dentro del colon y que puede ser canceroso o convertirse en cáncer
  • Diverticulitis, que se produce cuando las pequeñas bolsas del sistema digestivo, llamadas divertículos, se infectan o inflaman
  • Ano imperforado u otros defectos de nacimiento
  • El síndrome del intestino irritable, que es una enfermedad que afecta al colon y provoca diarrea, hinchazón, estreñimiento y dolor en la zona abdominal
  • Colitis ulcerosa

Riesgos de una colostomía

Una colostomía es una cirugía mayor. Como en cualquier intervención quirúrgica, existen riesgos de reacciones alérgicas a la anestesia y de sangrado excesivo.

La colostomía también conlleva otros riesgos:

  • Una obstrucción de la colostomía
  • Daños en otros órganos
  • Una hernia, que se produce cuando un órgano interno empuja a través de una zona débil del músculo
  • Una infección
  • Una hemorragia interna
  • Problemas derivados del tejido cicatricial
  • Un prolapso de la colostomía
  • Una rotura de la herida

Tu médico puede explicarte mejor los riesgos personales, los riesgos de la cirugía, las posibles complicaciones y las ventajas de la cirugía.

Cómo prepararse para una colostomía

Antes de la cirugía, tu médico tomará muestras de sangre, hará un examen físico y revisará tu historial médico completo. Durante estas visitas, informa a tu médico sobre cualquier cirugía anterior que haya tenido y sobre cualquier medicamento que estés tomando, incluidos los medicamentos de venta libre y los suplementos.

Es probable que tu médico pida que estés en ayunas durante al menos 12 horas antes de la operación. También es posible que te den un laxante o un enema para que tomar la noche anterior a la operación y te ayude a limpiar los intestinos.

Debes prepararte para permanecer en el hospital de tres a siete días. Esto incluye empacar las necesidades correctas, organizar el cuidado de tus hijos, mascotas o casa, y tomar la cantidad de tiempo apropiada de ausencia del trabajo.

Cómo se realiza una colostomía

Te pondrán una bata de hospital antes de la intervención. Una enfermera te colocará un acceso intravenoso, o una vía, en el brazo. Esto permite al personal del hospital administrar líquidos y medicamentos con facilidad, y también es la forma en que se le administrará la anestesia general. Esto te hará entrar en un sueño profundo e indoloro durante la operación.

Mientras estés dormido, el personal del hospital te llevará en silla de ruedas al quirófano para realizar la colostomía. Cuando te hayan limpiado y preparado, el cirujano hará una incisión en el abdomen.
En este tipo de cirugía se utilizan pequeñas herramientas y una cámara que se introduce en una incisión. La cámara se utilizará para guiar al médico durante la intervención.

Durante el procedimiento, tu médico localizará la parte ideal del intestino grueso para la apertura, o estoma. El médico cortará el intestino en la zona adecuada y lo introducirá a través de la pared abdominal.

Posteriormente implantará quirúrgicamente un anillo en la pared abdominal. Este anillo mantendrá el extremo del intestino en su lugar; puede que este sea permanente o puede colocarse temporalmente para ayudar a que la piel sane alrededor del intestino expuesto.

Una vez que todo esté en su sitio, el médico cerrará la herida con puntos de sutura y te llevarán a una sala de recuperación. Durante ese tiempo, el personal esperará a que te despiertes y vigilará tus constantes vitales para asegurarse de que todo va bien.

Después de una colostomía

La recuperación en el hospital implica la reintroducción lenta de líquidos y alimentos para garantizar que no haya problemas digestivos. El primer día, lo más probable es que sólo se le den trozos de hielo para calmar la sed. Después, se le darán líquidos claros y, finalmente, alimentos blandos.

También se te enseñará a utilizar correctamente las bolsas de colostomía. La bolsa de colostomía es el lugar en el que se acumulan las heces mientras tienes la colostomía. El personal del hospital también te instruirá sobre tu dieta, nivel de actividad y más. Es importante seguir estas instrucciones.

Tendrás citas de seguimiento con tu médico para comprobar su estado y la colostomía.

¿Ya conoces nuestros productos para el cuidado de pacientes con colostomía?
Somos distribuidores oficiales de ComvaTec.

Deja una respuesta