Los nebulizadores, son pequeños equipos que convierten medicamentos líquidos en vapor, los cuales son inhalados a través de una boquilla conectada con la máquina. El medicamento ingresa gracias a las inhalaciones profundas y lentas que el paciente realice.

¿Cuándo se debe utilizar un nebulizador?

Por lo general, esta terapia es recomendada a personas con alguna enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma, bronquitis y otras que presenten dificultades para respirar. Las personas con asma no necesitan utilizar un nebulizador con tanta frecuencia, ya que las personas que lo padezcan, pueden optar por la opción de utilizar un inhalador.

Los pacientes a los que se les recomienda y receta el uso exclusivo de un nebulizador es a pacientes con bronquiectasias y fibrosis quística, ya que las nebulizaciones con suero hipertónico, permiten disminuir toda inflamación o secreción que podría presentarse en las vías respiratorias.

Otra pregunta que surge ante esta breve introducción es: ¿cuál es la diferencia entre un nebulizador y un inhalador?, la diferencia que destaca entre ambos es que un nebulizador permite la distribución de medicamentos con un menor esfuerzo que un inhalador, por lo que es una decisión propia de las personas el escoger utilizar o un nebulizador o un respirador, lo cual podría depender de la edad que el paciente tenga.

Es por tal razón, que la elección del dispositivo puede basarse en la comodidad y practicidad para la administración de un medicamento que una persona desee tener, de acuerdo a la cantidad de veces que requiera utilizar para calmar algunos síntomas respiratorios.

Beneficios del nebulizador

  • Es fácil utilizarlo.
  • Es apto para el uso en bebés hasta personas de la tercera edad.
  • Se puede utilizar con una gran variedad de medicamentos, los cuales pueden combinarse para una sesión de nebulización.
  • Permite que el medicamento sea administrado de manera directa, de manera eficaz y sin presentar ningún efecto secundario.
  • Mejora la calidad de vida de las personas que lo utilizan regularmente, ya que esto permite poder tener sesiones de nebulización desde la comodidad de casa.

Tipos de nebulizadores

Los nebulizadores están clasificados de acuerdo al tipo de compresor utilizado en la conversión de medicamento líquido en aerosol, siendo clasificados en: nebulizadores con compresor, nebulizadores de malla y nebulizadores ultrasónicos.

  1. Nebulizador con compresor

Este nebulizador utiliza aire comprimido el cual es producido gracias a un compresor eléctrico, para poder crear el aerosol que posteriormente es inhalado. Su eficiencia permite nebulizar medicamentos antiinflamatorios, antibióticos, broncodilatadores y sueros salino.

Este es el nebulizador más económico y el más demandado, sin embargo, presenta una desventaja: su sonido es ruidoso.

El nebulizador de malla, utiliza como su nombre lo indica, una malla que vibra a una alta frecuencia, la cual permitiría convertir el líquido en aerosol. Este mecanismo, da lugar a que el nebulizador sea silencioso y compacto.

Este es el modelo requiere de una inversión mayor que uno a compresión, pero al mismo tiempo es más compacto y silencioso. Otro aspecto a su favor, es que permite funcionar con una batería, lo cual lo convierte en un nebulizador portátil.

Es útil para nebulizar medicamentos: broncodilatadores, antibióticos, suero hipertónico y antiinflamatorios.

Este nebulizador utiliza vibraciones de alta frecuencia (ultrasónicas) para poder convertir el líquido en aerosol. Estos son más rápidos, menos ruidosos y por lo general portátiles, teniendo a su favor la capacidad de nebulizar cantidades grandes de líquidos.

A pesar de los beneficios anteriormente mencionados, su uso es poco común y no son recomendados para administrar medicamentos ya que el calor generado por las vibraciones ultrasónicas podría alterar la medicación. Su uso es para la hidratación de las vías respiratorias mediante nebulizaciones de un suero hipertónico.

Componentes del nebulizador

Los nebulizadores están compuestos por:

  • Compresor: Dispositivo que permite convertir un medicamento líquido, medicamento aire comprimido, ultrasonidos o malla, en aerosol.
  • Kit nebulizador: Kit que contiene una cámara de nebulización para depositar el medicamento a nebulizar y el regulador de nebulización.
  • Mascarilla de nebulización: Esta mascarilla permite al paciente respirar el aerosol.

¿Cómo utilizar un nebulizador?

Antes de utilizar un nebulizador, es importante leer las instrucciones del fabricante y continuar con los siguientes pasos:

  1. Lavarse las manos antes de manipular el aparato
  2. Conectar la mangue a un compresor de aire
  3. Llenar el recipiente del medicamento con la cantidad indicada bajo receta médica. El cierre hermético del recipiente es importante, ya que evitará cualquier derrame.
  4. Conectar la mangue y boquilla hacia el recipiente donde se colocó recientemente el medicamento.
  5. Colocar la boquilla en la boca, manteniendo los labios firmes para que el medicamento ingrese con inhalaciones profundas hacia los pulmones.
  6. Respire por la boca hasta consumir el medicamento en su totalidad, esto podría tomar entre 10 a 15 minutos.
  7. Al finalizar con la dosis del medicamento a través de instalaciones, es importante lavar el recipiente donde se colocó el medicamento y la boquilla onc agua, dejando que sequen hasta su próximo uso.

¿Cuánto tiempo se debe utilizar un nebulizador?

La duración que estos tienen tiene una variación entre 15 a 30 minutos, esto con la aplicación previa de una solución que puede diluirse en un volumen total de 5 ml, los cuales puede ser suero salino fisiológico o agua bidestilada.

Limpieza del nebulizador

El nebulizador debe ser limpiado después de su uso y de acuerdo a las instrucciones del fabricante, sin embargo, existen pasos que normalmente son requeridos para la limpieza del nebulizador:

  • Desmontar los componentes con la máquina desenchufada.
  • Limpiar el kit del nebulizador y la mascarilla con agua a temperatura ambiente y jabón neutro.
  • Dejar los componentes secar al aire y sobre una superficie limpia, utilizando sólo cuando estas estén completamente secas.
  • El compresor y tubo de aire se deben limpiar con paño húmedo con agua, lo cual significa que no son lavables.
  • Para finalizar, es importante guardar sus componentes desarmando el equipo en un lugar hermético.

Los pacientes con fibrosis quística, deben esterilizar el nebulizador una vez a la semana, debido al elevado riesgo de una infección respiratoria.

Dónde comprar un nebulizador

Los nebulizadores pueden ser facilitados en centros de salud, pero en el caso de que tener el deseo de comprarlo, puedes adquirirlo en nuestra cadena de Tiendas Mi Salud, además de recibir la asesoría para poder elegir el nebulizador que se adecue a las necesidades de uso.

 

Para mayor detalle para una cotización de nebulizadores dale ?Click Aqui 

Deja una respuesta