Actualmente, tenemos nuestros ojos puestos en los tratamientos de enfermedades respiratorias, en concentradores de oxigeno lo cual daría lugar a que surjan dudas respecto a qué tratamientos y dispositivos médicos pueden ser utilizados en casa para que nuestro organismo tenga una correcta oxigenación ante un posible problema respiratorio.

Con anterioridad, todos los pacientes con problemas respiratorios como fibrosis pulmonar, neumonía, EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y otras que comprometan a los pulmones, para ser tratados debían acudir al uso de tanques de oxígeno.

Hoy en día, los concentradores de oxígeno portátiles brindan a cada paciente una solución segura y práctica para su uso en el hogar, principalmente para proporcionar oxígeno a pacientes con enfermedades respiratorias.

Es gracias a esto, la gran confusión que existe entre el concentrador de oxígeno con los tanques de oxígeno, por lo que a continuación listamos de manera puntual, las principales diferencias entre las dos alternativas mencionadas anteriormente:

Diferencia entre un concentrador de oxígeno y un tanque de oxígeno

Los tanques de oxígeno son mayormente utilizados en clínicas y hospitales por paramédicos o personal de la salud. Estos son dispositivos con una cantidad determinada de oxígeno comprimido en su tanque cilindrado, siendo una especie de contenedores de oxígeno; su uso es demandado para terapias respiratorias, en UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) y también para colocar anestesia.

Contrariamente, un concentrador de oxígeno es un artefacto que toma el aire del ambiente, procediendo a filtrarlo para posteriormente comprimirlo de manera continua. Es así como el suministro de aire no llega a agotarse nunca, a diferencia de los tanques de oxígeno, que tienen un tiempo limitado de uso, a causa de la disponibilidad de oxígeno dentro él.

Resumiendo lo mencionado anteriormente, la principal diferencia entre un tanque de oxígeno y un concentrador, es que el primero tiene una cantidad finita de oxígeno comprimido conteniendo oxígeno que es previamente cargado, mientras que un concentrador tiene un suministro infinito de oxígeno, el cual es producido de manera autónoma, siempre y cuando el aparato esté conectado a una red de energía o batería que permita su funcionamiento.

Otra diferencia a considerar es que todos los cilindros de oxígeno entregan oxígeno en un flujo continuo, mientras que los concentradores, tienen una variación que van de acuerdo a las dosis administradas de oxígeno según el diseño o función del dispositivo utilizado.

Ventajas de los concentradores de oxígeno vs. tanques de oxígeno

Tamaño

Existen concentradores de oxígeno que son portátiles, lo cual los hace seguros y fáciles de transportar, simplificando el uso y aplicación de oxígeno de un adulto mayor en cualquier lugar o medio de transporte, alcanzando un peso menor a los 1,5 Kg.

Los tanques de oxígeno al ser voluminoso y con un peso que podría llegar hasta los 55 Kg, no son de fácil transporte lo cual limita a las personas a utilizarlo en lugares fijos. 

Disponibilidad de oxígeno

Los tanques de oxígeno pueden quedarse sin oxígeno debido a la cantidad limitada que tienen de este recurso, mientras que un concentrador nunca se quedará sin oxígeno siempre y cuando esté conectado a un suministro de energía o batería.  

Seguridad

Los tanques de oxígeno presentar un riesgo en el caso de que este se filtrase en el lugar de uso, aumentando el riesgo de incendio ante la concentración de oxígeno concentrado en un solo ambiente.

Por su parte, los concentradores son dispositivos seguros que gracias a sus dosis controladas, eliminando la penuria de una posible fuga al ambiente.

Ahora que conoces las diferencias, te recomendamos buscar una asesoría para evaluar la opción que se adecue a las necesidades del paciente que requiera de oxígeno. Tomando en cuenta el tamaño, precio, suministro de oxígeno e indicaciones de un médico de acuerdo a la enfermedad respiratoria que deba tratarse.

Encuentra tu concentrador de oxigeno ideal para cada situación.

 

Deja una respuesta