Los adhesivos dentales son sustancias que permiten la restauración de una o varias piezas dentales mediante la unión entre la superficie dentaria remanente y el material rehabilitador. El objetivo es que el diente y su material restaurador funcionen como una unidad firme y prolongada en el tiempo, facilitando que se cumpla la finalidad del tratamiento.

Actualmente la gran demanda de los adhesivos universales que se emplean en su mayoría son las de la  quinta a la séptima generaciones, mayormente en  función de 2 factores:

  1. Las restauraciones de resina son más estéticas que sus precursores y el margen adhesivo puede resultar ser más predecible clínicamente que una interfase sin adherir.
  2. El desarrollo rápido e intensivo hacia adhesivos dentales tanto mejores como más fáciles de utilizar se ha enfocado en simplificar el procedimiento clínico.

Décadas atrás, los odontólogos que utilizaban resinas se enfrentaron a unos auténticos materiales químicos que se debían mezclar en una secuencia específica para así obtener una adhesión micromecánica adecuada entre el diente y la restauración. La adhesión a esmalte y dentina se ha definido por la mayoría de los materiales actuales como un acoplamiento micromecánicao y no como adhesión química.

Los odontólogos fueron inundados de continuas “generaciones” de materiales adhesivos relativamente rápido, en una articulo anterior mencionamos y detallamos algunos  Tipos de adhesivos dentales según su evolución y uso en estética dental , según algunas bases científicas recabadas para el término “generación” de adhesivos dentales y su clasificación.

La gran mayoría de estos adhesivos se desempeñan bien y pueden ser utilizados con confianza sin importar su generación, la única tendencia importante es que las generaciones mayores ofrecen menos componentes, menos pasos a realizar y mayor predictibilidad .

A continuación describimos brevemente de que manera estos adhesivos dentales son esencial según su evolución:

Quinta generación: más predecible con 2 componentes

Su mayor avance fue que ellos solo estaban compuestos por 2 componentes: el ácido de grabado y el adhesivo premezclado. El grabado ácido todavía era necesario, pero sin mezcla, por lo tanto, tiene menos posibilidad de error. La fuerza de adhesión a dentina es de 20-25+ MPa; no tan alta como la cuarta generación, pero esta diferencia no es clínicamente significativa.

Estos adhesivos son indicados para todos los procedimientos dentales (excepto los cementos de resina y resinas de autocurado). Ellos se adhieren bien al esmalte, la dentina, las cerámicas y al metal. La sensibilidad posoperatoria se redujo significativamente.

Materiales que se adhieren bien al esmalte, a la dentina, a la cerámica y al metal, siendo su cualidad más importante que se caractericen por un solo componente: una sola botella, por lo que no hay que hacer mezcla, lo que reduce las posibilidades de error. La fuerza de adhesión a la dentina se encuentra en el rango de 20-25+ MPa, siendo así apto para todos los procedimientos dentales (excepto en la combinación con cementos resinosos y composites que sean autocurables).Los procedimientos dentales tienden a ser estresantes y técnicamente sensibles. Por tanto, si se pudiese eliminar un poco este estrés, beneficiaria a los dentistas, al personal dental y a los pacientes.

Hoy en día los agentes adhesivos de la quinta generación, son los adhesivos más populares por ser fáciles de utilizar y predecibles. Aplicar un material directamente a la superficie de la estructura dental preparada es técnicamente poco sensible, así que la sensibilidad postoperatoria también se reduce considerablemente.

Ejemplos de productos del mercado: One Coat Bond, Solobond M, Single Bond, Bond One y otros

  

 

Séptima generación: un componente, un paso

La séptima generación logra simplificar la multitud de los materiales a un solo  componente, es decir, utiliza una única botella., están disponibles para autograbado y adhesión de autoacondicionado para los dentistas que están buscando mejorar los procedimientos con técnicas poco sensibles de poca o nada de sensibilidad post operatoria para el paciente.

Los adhesivos de la séptima generación (los cuales no es necesario mezclar, son auto grabadores y de una sola botella) representan la fórmula más actual de los adhesivos dentales en el mercado.

Con estas características podemos eliminar las inseguridades que se genera al mezclar, todo el resto del proceso técnicamente sensible.

El paso de grabado también ha sido eliminado, logrando así la imprimación y adhesión de la superficie dental simultáneamente y por tanto, el procedimiento adhesivo se simplifica en una alta medida.

Entre sus cualidades está una excelente fuerza de adhesión a la dentina (18-35 MPa) y una adhesión similar tanto al esmalte preparado como al esmalte intacto. Además, este mismo puede ser usado efectivamente para las restauraciones de resina directa e indirecta y se adhiere satisfactoriamente a la cerámica y al metal. Pero lo más importante de todo, es que es un producto de un solo componente y viene en una sola botella.

Ejemplos de productos del mercado: One Coat 7AdheSe One F, Bond force y otros.

Este innovador y simplificado sistema adhesivos tanto de quinta y de séptima generación permitirá optimizar tiempos y  procedimientos en el trabajo clínico.

Esperamos que sea de tu agrado este articulo, puedes comentar y dejar sugerencias de que temas te gustaría que ampliemos informacion.

Hasta pronto!

Deja una respuesta