La cirugía bariátrica se realiza cuando la dieta y el ejercicio no funcionaron o cuando una persona tiene problemas de salud debido a su peso. Algunos procedimientos limitan la cantidad que puede comer.

Si bien la cirugía bariátrica puede ofrecer muchos beneficios es necesario analizar cambios saludables permanentes en la dieta y el hacer ejercicio con regularidad, con la finalidad de ayudar a garantizar el éxito a largo plazo.

En Gedesa medica podra encontrar  equipamientos para acompañar este procedimiento entre ellas esta el Sistema Echelon Flex , Endo cortadores de la linea Ethicon tienen un mayor control en el movimiento del tejido que permite realizar la transección como desee, incluso en tejidos difíciles.

 Las tijeras HARMONIC1100 estos dispositivos son líderes indiscutible de ultrasonidos demostrado para reducir al mínimo el impacto sobre el tejido, permitiendo un corte más rápido y preciso.

Tipos de cirugía bariátrica

Cada tipo de cirugía bariátrica tiene pros y contras. Asegúrese de hablar con su médico sobre ellos. Aquí hay un vistazo a los tipos comunes de cirugía bariátrica:

1. Bypass gástrico de Roux-en-Y (roo-en-wy).

Este procedimiento es el método más común de bypass gástrico. Esta cirugía generalmente no es reversible. Actúa disminuyendo la cantidad de alimentos que puede comer de una sola vez y reduciendo la absorción de nutrientes.

El cirujano corta la parte superior de su estómago, sellándolo del resto de su estómago. La bolsa resultante es aproximadamente del tamaño de una nuez y solo puede contener alrededor de una onza de comida.

Posteriormente el cirujano corta el intestino delgado y cose parte de él directamente en la bolsa. Luego, la comida ingresa en esta pequeña bolsa del estómago y luego directamente en el intestino delgado que fue cosido previamente. La comida pasa por alto la mayor parte de su estómago y la primera sección de su intestino delgado, y en su lugar ingresa directamente a la parte media de su intestino delgado.

2. Banda gástrica.

Con la gastrectomía en manga, se extrae aproximadamente el 80% del estómago, dejando una bolsa larga con forma de tubo. Este estómago más pequeño no puede contener tanta comida. También produce una menor cantidad de la hormona grelina, que regula el apetito, lo que puede disminuir el deseo de comer.

Las ventajas de este procedimiento incluyen una pérdida de peso significativa y la ausencia de desvíos de los intestinos. La gastrectomía en manga también requiere una estadía en el hospital más corta que la mayoría de los otros procedimientos.

3. Derivación bilio pancreática con cruce duodenal.

Esta es una cirugía de dos partes en la que el primer paso consiste en realizar un procedimiento similar a una gastrectomía en manga. La segunda cirugía implica conectar la porción final del intestino al duodeno cerca del estómago (cruce duodenal y derivación biliopancreática), sin pasar por la mayor parte del intestino.

Esta cirugía limita la cantidad que puede comer y reduce la absorción de nutrientes. Si bien es extremadamente eficaz, tiene un mayor riesgo, incluida la desnutrición y las deficiencias de vitaminas.

El tipo de cirugía para bajar de peso, depende de la situación específica de cada individuo. El cirujano tendrá en cuenta muchos factores, incluido el índice de masa corporal, los hábitos alimenticios, otros problemas de salud, las cirugías anteriores y los riesgos relacionados con cada procedimiento.

¿Para qué se realiza este tipo de procedimientos?

La cirugía bariátrica se realiza para ayudar a perder el exceso de peso y reducir el riesgo de problemas de salud relacionados con el peso potencialmente mortales, que incluyen:

  • Enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular
  • Alta presión sanguínea
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) o esteatohepatitis no alcohólica (NASH)
  • Apnea del sueño
  • Diabetes tipo 2
  • La cirugía bariátrica generalmente se realiza solo después de haber intentado perder peso mejorando su dieta y sus hábitos de ejercicio.

¿Para quién es?

En general, la cirugía bariátrica podría ser una opción para personas que:

  • Tienen índice de masa corporal (IMC) es 40 o más (obesidad extrema).
  • Tienen un IMC es de 35 a 39,9 (obesidad) y tiene un problema de salud grave relacionado con el peso, como diabetes tipo 2, presión arterial alta o apnea del sueño grave. En algunos casos, puede calificar para ciertos tipos de cirugía para bajar de peso si su IMC es de 30 a 34 y tiene problemas de salud graves relacionados con el peso.

La cirugía bariátrica no es para todas las personas con sobrepeso grave. Es posible que deba cumplir con ciertas pautas médicas para calificar para la cirugía para bajar de peso. Es probable que tenga un proceso de selección extenso para ver si califica. También debe estar dispuesto a realizar cambios permanentes para llevar un estilo de vida más saludable.

Después de la cirugía bariátrica

Después de la cirugía para bajar de peso, generalmente no se le permitirá al paciente comer durante uno o dos días para que su estómago y sistema digestivo puedan sanar. Luego, seguirá una dieta específica durante algunas semanas. La dieta comienza solo con líquidos, luego progresa a alimentos muy blandos en puré y, finalmente, a alimentos regulares. Es posible que tenga muchas restricciones o límites sobre cuánto y qué puede comer y beber.

También el paciente tendrá controles médicos frecuentes para controlar su salud durante los primeros meses después de la cirugía para bajar de peso. Es posible que necesite pruebas de laboratorio, análisis de sangre y varios exámenes.

Resultados

El bypass gástrico y otras cirugías bariátricas pueden proporcionar una pérdida de peso a largo plazo. La cantidad de peso que pierde depende de su tipo de cirugía y su cambio en los hábitos de estilo de vida. Es posible que el paciente pierda la mitad, o incluso más, de su exceso de peso en dos años.

Además de la pérdida de peso, la cirugía de bypass gástrico puede mejorar o resolver afecciones a menudo relacionadas con el sobrepeso, que incluyen:

  • Enfermedad del corazón
  • Alta presión sanguínea
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) o esteatohepatitis no alcohólica (NASH)
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Osteoartritis (dolor en las articulaciones)

La cirugía de bypass gástrico también puede mejorar la capacidad para realizar las actividades diarias de rutina, lo que podría ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas.

Solicitar más información del producto 

 

 

Deja una respuesta